INTRODUCCIÓN

"Por nuestra codicia lo mucho es poco; por nuestra necesidad, lo poco es mucho".

Maneras de disfrutar del melón

1. En caliente: Sorprende en una cena a tus invitados sirviendo una rodaja redonda de melón a la plancha con unas lonchas de jamón. El toque final, un chorrito de aceite de oliva y un poco de pimienta recién molida.

2. En sopa fría: Una rica crema de melón con un topping de virutas de jamón. Es un entrante ligero y refrescante para el verano.

3. En brochetas: Si prefieres pasar poco tiempo en la cocina y disfrutar del melón con jamón con al natural, con todo su sabor, sírvelo en brochetas. Puedes cortar el melón a daditos o sacarlo en bolitas con un vaciador para que queden más curiosas las brochetas. Puedes añadir además bolitas de mozzarella e incluso otras frutas como las fresas.

4. En gelatina: Puestos a innovar, podemos preparar una gelatina cremosa de melón. Para ello trituramos el melón (250 gr.) con un poco de queso de untar (125 gr.) y lo rebajamos con un poco de leche caliente (125 ml.) en la que habremos disuelto la gelatina neutra (1 sobre). Dejamos cuajar la crema en unos moldes y la servimos con el jamón en virutas, frito o natural.

5. En tempura: No es mala idea el rebozar unos taquitos de melón cubiertos de jamón en una masa de tempura. Los freímos en aceite y ya tenemos un aperitivo que puedes convertir en el último grito culinario.

Fuente: Recetin.

1 comentarios:

Gypunto dijo...

Qué buenas ideas das con esta entrada!!..saludos.

Publicar un comentario